29/7/10

Battlestar Galactica - El Juego de Tablero

Finalizadas las entregas de los juegos de tablero promocionados en el 3º Salón del Manga, me dispongo a continuar con las reseñas de este tipo, esta vez con los juegos que tengo en casa o que he jugado de manos de mis amigos. Espero sinceramente que os gusten mis análisis y que los consideréis de utilidad.

Para los que siguen este blog como un blog de rol, no os preocupeis. Si, es verdad que he estado liado con alguna cosilla pero no he perdido de vista mi afición favorita. Ahora mismo ando narrando una partida de Anima, y sigo con la ardua tarea de escribir el Castillo de Falkenstein y NSSW, los cuales han avanzado en contenido. Además, ahora estoy empezando a leerme "El Nombre del Viento" y ni que decir que tiene potabilidad como ambientación de rol. De hecho ya estoy tomando notas a medida que leo para irlas trascribiendo a un .doc que tengo habilitado para desarrollar un posible juego de rol con el sistema NSd20. Manteneos a la espera que procuraré no tardar en poner más cosillas ;)

Ahora si, hoy os dejo con la reseña de:





FICHA TÉCNICA
-Diseñado por: Corey Konieczka
-Publicado por: Fantasy Flight Games (EN) / Edge Entertainment (ES)
-Precio: 49,95€
-Categoría: Básico
-Duración estimada: 120 - 180 mins.
-Jugadores: 3-6 (existen reglas opcionales para 2 jugadores, pero nah...)
-Fundas protectoras: Standard USA (56mm x 87mm) y Mini USA (41mm x 63mm)
-Módulo Vassal: Si
-Banda Sonora: 4Shared
-Resumen de S.S. RPG: Enlace a BGG
-Banda sonora: 4Shared

Soy el comandante.
Debo anunciar que hemos recibido noticias de que un ataque cylon contra nuestros mundos está en marcha. Ignoramos el tamaño, la disposición o el poder de las fuerzas enemigas... pero todos los indicios apuntan a que se trata de una ataque masivo contra las defensas colonas. El Almirante Nagala ha asumido el mando de la flota a bordo de la estrella de combate Atlantia tras la destrucción del cuartel general de la flota Picon en la primera oleada de ataque. Ahora, el cómo y el porqué no importan, lo que importa es que desde este momento estamos en guerra. Estáis adiestrados para esto, preparados para esto... cumplir con vuestro deber, confiad en vuestros compañero y lograremos superarlo. Informaremos puntualmente. Gracias.

Comandante William Adama a bordo de la estrella de combate Galactica

Battlestar Galactica, el juego de tablero, nos transporta a bordo de la estrella de combate Galactica y nos sumerge en el conflicto entre los humanos de las 12 colonias de Kobol y los cylons, creaciones robóticas de los humanos, que se rebelaron contra sus hacedores.

Hablar de Battlestar Galactica es hablar de uno de los fenómenos televisivos más importantes de la década y de uno de los hitos de la ciencia-ficción de los últimos tiempos. Pero procuraré no enrrollarme demasiado con la que es, sin duda alguna, de mis series preferidas.

El juego de tablero representa con fidelidad y exactitud las vicisitudes de la Galactica en su viaje en busca de un nuevo planeta donde poder rehacer la vida de los poco menos de 50.000 supervivientes de toda la humanidad que habitaba las 12 colonias de Kobol (una serie de planetas que tienen nombres de los signos zodiacales occidentales). Sin embargo, el viaje se verá continuamente acosado por las tentativas de los cylons que quieren acabar con los últimos restos de la especie humana.

El tablero de Battlestar Galactica

¿Y qué son los cylons? Pues bien, los cylons son, originalmente, robots creados por los humanos, pero estos se rebelaron contra sus creadores provocando una guerra que es conocida como la Primera Guerra Cylon. Dicha guerra acabó con un armisticio y los cylons se retiraron a una zona del espacio desconocida para los humanos de las 12 colonias. Pero tras 40 años volvieron, evolucionados hasta el punto de poder adoptar a la perfección toda condición humana, fisica y mentalmente. Un bombardeo masivo e inesperado gracias a las acciones de cylons de estas características, acabó con las 12 colonias pero la Galactica y un grupo de naves civiles escoltadas por esta logró sobrevivir al genocidio.

Entre estos civiles, existen cylons de apariencia humana que conspirarán para acabar con los supervivientes. Pero ahí no acaba todo, algunos de estos cylons ni tan siquiera saben que lo son, actúan con la firme convicción de que son humanos, hasta que llega el momento en que se despiertan y llevan a cabo su cometido.

Así que con este panorama nos encontramos con un juego de intriga, desconfianza y al mismo tiempo de semi-cooperación ya que parte de los jugadores serán humanos e intentarán resolver las Crisis en las que se verán envueltos y otra parte cylons que querrán impedirlo (e incluso todos pueden pensar que inicialmente son humanos para más tarde descubrir que uno de ellos era un agente durmiente)

Para representar esto, existen una serie de cartas de Lealtad que se reparten boca abajo a cada jugador al comienzo del juego y que deben permanecer ocultas. En estas cartas se indica si eres o no un cylon, pero más adelante, una vez han pasado algunos turnos, se vuelven a repartir más cartas de Lealtad y si en principio creías ser un humano puede que descubras que en realidad has estado siendo un agente durmiente que ha despertado.

Un ejemplo de una carta de Lealtad cylon junto a su contrario.

Los jugadores, además, manejarán a uno de los personajes de la serie con sus ventajas y defectos siendo el uso de dichos personajes crucial para la supervivencia o la destrucción de lo poco que le queda a la humanidad. Los personajes se dividen en cuatro categorías: Militares, Políticos, Pilotos y de Apoyo.

Los 10 personajes a escoger en Battlestar Galactica

Estas categorías son muy importantes a la hora de definir que Habilidades posee cada personaje y además tendrán cierta importancia para asignar los cargos de Almirante y de Presidente/a. Cargos que influirán en la toma de decisiones de ciertas Crisis y que además otorgan ciertas capacidades especiales como el empleo de armamento nuclear siendo Almirante o el uso de cartas de Quorum (el Quorum es el organo gubernamental que representa los intereses de cada una de las 12 colonias) en el caso de la presidencia.

Durante el desarrollo del juego irán sucediéndose una serie de Crisis que representan las penurias a las que se ve sometida la población; desde ataques cylon hasta escasez de provisiones, pasando por revueltas civiles, acusaciones, sabotajes, etc.

Estas Crisis se dividen en: Eventos, Ataques Cylon (aquí entra la acción espacial y el combate entre naves) y Pruebas de Habilidad. Es en estas últimas en las que el jugador cylon puede intervenir activamente para frustar o apoyar, según le convenga, los esfuerzos de la flota por solventar los problemas que irán surgiendo. La manera en la que se solventa es la siguiente:
  • Cada Prueba de Habilidad tiene una dificultad a batir.
  • Las Pruebas de Habilidad deben ser resueltas jugando cartas de Habilidad.
  • Las cartas a tener en cuenta para superar la Crisis deben coincidir con las que la misma Crisis indica (hay Crisis que requieren de Liderazgo y Política para superarse, mientras que otras pueden requerir Pilotaje e Ingeniería).
  • Cada jugador juega sus cartas de Habilidad boca abajo. Las cartas que coincidan con las Habilidades requeridas para supererar la Crisis se contaran de forma positiva a la hora de superar la dificultad. Las cartas que no coinciden restarán su valor numérico al de la pila de cartas que si coincide.
  • Es en este momento cuando el jugador cylon podrá jugar secretamente cartas que perjudiquen la resolución de la Crisis.
  • Finalmente, para despistar a los jugadores, intervendrán dos cartas de un mazo diferente, llamado mazo de Destino, que pueden ser de cualquiera de los tipos de Habilidad, de modo que no se sabrá incialmente si fue algún jugador quien frustró los intentos de resolver la Crisis o si fue el factor suerte.

Finalmente, las condiciones de victoria son: para los cylons, acabar con los humanos por todos los medios posibles; para los humanos, sobrevivir sin que se agoten totalmente sus recursos (alimentos, combustible, moral y población) y llegar finalmente a Kobol.

Y, en definitiva, eso es el juego. Toda una delicia para los amantes de la serie y para los que no, también. Aún no he encontrado a nadie a quien le desagrade el juego (que seguramente los hay) pero la combinación de factores que tiene este juego me parece redonda. Además, goza de una rejugabilidad muy buena ya que es dificil que se repitan en secuencia las cartas de Crisis, que las interpretaciones en el papel de los personajes salgan igual, que los combates salgan del mismo modo, que el cylon le toque al mismo jugador... o sea, que el desarrollo de la partida será muy diferente de una a otra sesión.

Además, los componentes son una gozada. Las cartas tienen buena calidad, los viper, raptors y naves cylon tienen la calidad suficiente para ser pintados y los recursos están representados por ruedas giratorias en vez de por contadores (fue la primera vez que lo vi y me encantó, se nota que FFG ha aprendido y ha seguido así con Runewars y Caos en el Viejo Mundo).

Raptors y Vipers en el dique seco

El único inconveniente que le podría achacar al juego es que entre trancas y barrancas te spoilea hasta la primera mitad de la segunda. Pero realmente no veo de que otra manera podría haber quedado igual de bien este juego. Me gusta que el diseñador se haya mojado y decidiera contar hasta ese punto de la serie. Tengo la sensación de que algo así faltó en el juego de tablero de Juego de Tronos, el cual me parece que tal y como viene carece de toda la riqueza de trasfondo de la obra de Martin, pero eso es algo que ya me he estado intentando arreglar.

Ni que decir que este es uno de mis juegos favoritos. Espero que os haya gustado la reseña

Azar: 4 de 5
Ambientación: 5 de 5
Complejidad: 4 de 5
Componentes: 4 de 5
Interacción: 5 de 5
Reglamento: 3 de 5


PD: Eso decimos todos
Publicar un comentario